¡Le devolvemos
su confianza!

-15%

en cada

recuperación de datos

Llámenos 91 804 94 23/ 93 567 70 81

* Promoción válida por tiempo limitado y no acumulable a otras promociones

¡CELEBRAMOS NUESTRO 15 ANIVERSARIO!

Larga trayectoria marcada por el I+D+i como
motor de desarrollo e identidad

Llámenos y empiece a recuperar sus datos:
91 804 94 23/ 93 567 70 81

Equipo multidisciplinar especializado en recuperación
de datos y seguridad informática

Exija las garantías de un Laboratorio Certificado,
¿por qué conformarse con menos?

Consejos para alargar la vida de tu disco duro

Septiembre 2008

Que.es

Con la entrada del otoño llegan también los cambios bruscos de temperatura, que ocasionan la avería más frecuente en discos duros, la llamada descompensación térmica. Responsable de más de un 20% de las averías en estos dispositivos, puede dar al traste con años de trabajo. Especialmente cuando no contamos con copias de seguridad. Afortunadamente, el problema tiene en muchos casos solución.

Al menos así lo afirman en Recovery Labs, una empresa especializada en recuperación de datos informáticos y que cuenta con un laboratorio dotado de la última tecnología y con el acondicionamiento atmosférico adecuado para poder operar con cualquier dispositivo de almacenamiento abierto, sin que las cargas estáticas o partículas puedan dañarlo.

No obstante, para evitar sustos lo mejor es curarse en salud y tromar las precauciones necesarias para cuidar nuestro disco duro. Recovery Las ofrece los siguientes consejos:

Mantén tu equipo apartado de fuentes que radien calor o frío: las variaciones de temperatura son unas de las principales causas que afectan al funcionamiento del disco duro, provocando pérdida de datos. Los equipos se ven afectados por los elementos y factores atmosféricos. Es aconsejable situar los equipos en ambientes limpios y frescos.

Evita instalar y desinstalar programas más de lo estrictamente necesario: al instalar ciertos programas o sistemas operativos podemos causar pérdidas de datos. En el momento de instalar algún software específico, debemos verificar la seguridad de su procedencia y considerar si esa herramienta es estrictamente necesaria para nuestro trabajo.

Mantén alejado el equipo de fuentes que generen campos magnéticos: si sitúa su equipo demasiado cerca de campos magnéticos, puede provocar pérdida de datos en los dispositivos.

Apaga el equipo siempre a través del sistema operativo: las estructuras lógicas y físicas del disco duro están diseñadas para ser apagadas desde el sistema operativo. Impida reiniciar el equipo con el botón de “reset”, o desconectarlo mediante cualquier otra forma manual; este tipo de acciones pueden provocar fallos en el dispositivo.

Desconecta el equipo de la red eléctrica cuando no esté en uso, o coloca limitadores de sobre-tensión y estabilizadores de corriente. Incluso con el equipo correctamente apagado, las fluctuaciones en la tensión de alimentación pueden afectar a su disco duro y producir una pérdida de datos.

Procura que el equipo funcione en la misma posición en la que se formateó el disco duro (Vertical u horizontal), beneficiará al rendimiento de su dispositivo.

Instala un Antivirus: los virus informáticos suelen provocar errores en el sistema y pueden afectar al correcto funcionamiento del equipo. Actualice su antivirus tan frecuentemente como le sea posible. Procure analizar todos los archivos nuevos con el antivirus, independientemente de su procedencia, con especial énfasis en los archivos descargados de Internet.

Actualiza su sistema operativo con los últimos parches de seguridad. Manténte al día con estas actualizaciones ya que suelen prevenir muchos problemas, sobre todo ante la aparición de nuevos virus y posible intrusión de piratas informáticos.

Instala un Cortafuegos: de esta forma podrá restringir accesos no autorizados de Internet como virus o ‘hackers’.

Instale un SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) y conéctalo a tu equipo. Estos sistemas protegen ante apagones, cortes de suministro o picos de tensión, a los equipos que tenga conectados, administrando un flujo de corriente eléctrica continua durante un espacio de tiempo determinado. De esta forma, se pueden finalizar y guardar los programas y procesos que tuviéramos activos evitando la pérdida de datos por estas causas.

Realiza copias de seguridad: De esta manera puede liberar su disco duro de información y mejorar su rendimiento.