¡Le devolvemos
su confianza!

-15%

en cada

recuperación de datos

Llámenos 91 804 94 23/ 93 567 70 81

* Promoción válida por tiempo limitado y no acumulable a otras promociones

¡CELEBRAMOS NUESTRO 15 ANIVERSARIO!

Larga trayectoria marcada por el I+D+i como
motor de desarrollo e identidad

Llámenos y empiece a recuperar sus datos:
91 804 94 23/ 93 567 70 81

Equipo multidisciplinar especializado en recuperación
de datos y seguridad informática

Exija las garantías de un Laboratorio Certificado,
¿por qué conformarse con menos?

Del disco duro a la escombrera

Febrero 2005

La Gaceta de los Negocios

El incendio del edificio Windsor pone de relieve la importancia del duplicado remoto de los datos y la existencia de planes de contingencias.

Susto o muerte. Slo hay dos destinos para la información almacenada en los ordenadores que se destruyeron la noche del pasado sbado, justo con los restos del edificio Windsor.

Algunas de las empresas instaladas en la torre siniestrada ya se han resignado ante la destruccin de todos los datos informáticos almacenados en los discos duros, por no hablar de los que estaban en soporte de papel, unos y otros convertidos en aicos o cenizas. Tambin hay ejemplos en sentido contrario, con empresas que al da siguiente estaban en condiciones de volver a operar, como si nada hubiera sucedido, gracias a los planes de contingencia y duplicado de datos. En este ltimo caso, los empleados pudieron responder a los correos electrónicos, acceder a las bases de datos corporativas y operar con normalidad desde cualquier otro sitio físico.

 

Comparex

Slo hemos perdido la oficina física, ya que el negocio y la operabilidad sigue intacta, explica a este peridico Juan Martnez, director de Desarrollo de Negocio, Marketing y Comunicacin de Comparex, compañía europea que casualmente estaba instalada en el edificio Windsor y que se dedica a ofrecer soluciones tecnológicas de continuidad de negocio y planes de contingencia. Esta compañía se aplicaba su propia medicina y fue capaz de seguir con su actividad gracias al replicado e interconexin de los servidores de Madrid con otros que tienen en Barcelona. La nica información que hemos perdido ha sido la estrictamente personal que almacenbamos cada empleado en los ordenadores de la oficina. En mi caso, por ejemplo, lamento haber perdido para siempre las fotografas digitales que guardaba de mis hijos, aade Martinez.

El directivo de Comparex asegura que entre el 80% y el 90% de las pequeas y medianas empresas de este pas carece de soluciones de contingencia, y lo mismo se puede decir de casi la mitad de las grandes empresas espaolas. En opinin de Martinez, no basta con realizar back-up o copias de seguridad de los datos, sino que también hace falta saber recuperar rpidamente esos datos.

El atentado de la Torres Gemelas o el incendio del edificio Windsor ponen de relieve la importancia del duplicado de información. Segn fuentes de Interxion, compañía especializada en el alojamiento de información y equipos de numerosas empresas, el gasto medio que las compaas destinan a ese tipo de planes oscila entre el 1% y el 2% del presupuesto total destinado a tecnologas de la información. Pese a ello, las mismas fuentes de Interxion aseguran que dos de cada cinco empresas que sufren incidencias de este tipo no vuelven a operar y terminan cerrando.

Todas las grandes multinacionales y la totalidad de las entidades bancarias instaladas en España disponen de planes de continuidad para este tipo de contingencias. Lgicamente, re trata de salvaguardas que afortunadamente nunca han tenido que utilizar, pero que en caso de catstrofe o sabotaje evitara que el banco dejara de funcionar. El sistema consiste en duplicar los sistemas informáticos fuera del edificio, en sitios remotos que sólo conocen unas pocas personas en el seno de la corporacin.

Pero no hace falta que le techo se desplome para utilizar los sistemas remotos. Esto es lo que ha sucedido, por ejemplo, a Red.es. Este organismo pblico empresarial, dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ha podido realizar sus tareas cotidianas sin problemas a pasar del cierre de sus oficinas centrales en el edificio Bronce, prximo al edificio afectado. Lo mismo sucede a otras empresas afectadas por el cierre por motivos de seguridad en otros edificios de oficinas de la zona.

Lo mejor que se puede hacer en estas circunstancias es confiar parte del gasto tecnolgico en este tipo de rutinas de replicado remoto de datos, en lugar de encomendarse al puado de expertos capaces de extraer información valiosa de los discos duros destrozados. As, según inform este peridico el pasado lunes, un grupo de informáticos viaj el domingo desde Londres hasta Madrid para tratar de recuperar las bases de datos de Garrigues, despacho de abogados alojado en el edificio Windsor.

Segn informa el laboratorio tcnico de Recovery Labs, compañía que comercializa aplicaciones de recuperación de datos, resulta posible recuperar la información de los datos alojados en dispositivos que han padecido los efectos del fuego o del agua. Para Miguel Ruiz, director tcnico de Recovery Labs, en nuestro laboratorio se han logrado recuperar datos de discos que haban sufrido la voracidad de un incendio. Para ello es imprescindible disponer de una cámara limpia y un equipo humano profesional que cuente con los conocimientos y herramientas necesarias. En este tipo de desastres los dispositivos sufren muchos daños y sólo pueden ser abiertos en este tipo de instalaciones por profesionales altamente cualificados para poder operar con cualquier dispositivo de almacenamiento abierto, sin que las cargas estticas o partculas puedan daarlo.

Las fuentes de Recovery Labs abunda en la creacin de planes de contingencia para evitar que las catstrofes puedan afectar a la continuidad de los negocios.

 

LA LECCIN DE WINDSOR
La pérdida de datos amenaza a todas las empresas.

Que nadie piense que est vacunado ante este tipo de problemas, como el sufrido en el edificio Windsor. Segn se desprende en los datos que maneja Interxin, el 20% de las pymes sufre un desastre de origen tecnolgico grave cada cinco aos. Por otra parte, y según las mismas fuentes, el 75% de las compaas de EE.UU. ha experimentado una interrupcin de sus operaciones con alguna causa inesperada: el 72% por fallos elctricos; el 52% por hardware; el 46%, por telecomunicaciones; y el 43%, por errores de software. Como consecuencia de lo anterior, el 43% de estas compaas tuvo que cerrar y el 29% quebr tres aos despus; y el 93% de las compaas que sufrieron estas incidencias desapareci en cinco aos.

La pérdida de información no sólo afecta a las empresas instaladas en la zona destruida, sino también a terceros. De esta forma, el portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Enrique Lpez, cifr en más de 5.000 los procedimientos judiciales que se vern afectados al estar personados abogados de Garrigues y Deloitte.

Al margen de las cuestiones tcnicas, la comunicacin de la crisis también desempea un factor clave en la respuesta. As, Miguel Lpez-Quesada, de la consultora Weber Shandwick, considera que es fundamental que incluyan en su business plan una parte dedicada a la prevencin y gestin de crisis.