¡CELEBRAMOS NUESTRO 15 ANIVERSARIO!

¡Le devolvemos
su confianza!

-15%

en cada

recuperación de datos

Llámenos 91 804 94 23/ 93 567 70 81

* Promoción válida por tiempo limitado y no acumulable a otras promociones

Único proveedor oficial de recuperación
de datos de:

No se conforme con menos,
llámenos: 91 804 94 23/ 93 567 70 81

Socio preferente de:

No se conforme con menos,
llámenos: 91 804 94 23/ 93 567 70 81

Mantenemos la garantía de los principales
fabricantes:

No se conforme con menos,
llámenos: 91 804 94 23/ 93 567 70 81

Nuestros clientes son nuestro principal aval:

No se conforme con menos,
llámenos: 91 804 94 23/ 93 567 70 81

El 62% de las investigaciones periciales informáticas están relacionadas con sabotajes de información de empleados desleales

Marzo 2006

Delitos Informáticos

Recovery Labs tiene una efectividad del 96% en la búsqueda de las pruebas que necesita el cliente. El servicio de peritaje informático se ha incrementado en un 120% respecto al año pasado.

Según datos de Recovery Labs (http://www.recoverylabs.com), compañía que desarrolla y comercializa aplicaciones y servicios de recuperación de datos, borrado seguro y peritaje informático, el 62% de los casos para los que se ha solicitado el servicio de peritaje informático se debe a sabotajes realizados por personal desleal que, generalmente, está en el proceso o ha abandonado la empresa para la que trabajan. También destaca con un 21%, los peritajes referidos al uso indebido de Internet con el fin de obtener pruebas que demuestren el despido procedente de un determinado trabajador. El 9% son casos de espionaje o competencia desleal y el 8% son debidos a temas sobre el abuso de material informático.

Y es que la marcha de un empleado clave para una compañía puede suponer el principio de un problema en la seguridad de la misma. Cuando un trabajador abandona la que hasta entonces era su empresa de forma poco satisfactoria, en numerosas ocasiones, se incurre en el robo o destrucción de información; la contabilidad, el programa que está desarrollando o la base de datos de clientes son informaciones tan vitales para la empresa que, su borrado o fuga, podría afectar a su supervivencia.

El servicio de peritaje informático que ha crecido un 120% durante 2005, también se solicita para demostrar despidos procedentes con pruebas tangibles, o improcedentes, si es el empleado quién demanda el servicio de peritaje. El uso indebido de Internet y el acceso a páginas web restringidas por la empresa son, si se demuestra adecuadamente, pruebas que pueden llegar a justificar un despido procedente.

Ante estas situaciones y, siempre que se hayan empleado equipos informáticos, se hace imprescindible la actuación y el testimonio de peritos informáticos para poder demostrar los hechos ante un Tribunal de Justicia.

Gran parte de los casos en los que trabaja Recovery Labs implica investigar este tipo de delitos, analizando la integridad de la información que haya podido ser borrada, manipulada, o extraída de los sistemas de información.

Juan Martos, Responsable del Departamento de Peritaje Informático de Recovery Labs, explica que “Recovery Labs ha desarrollado los recursos necesarios para recopilar y analizar la información relativa a estos sucesos y poder así, elaborar informes Periciales que son, en la mayoría de los casos, cruciales para establecer la prueba del delito. Cuidamos de forma muy rigurosa el protocolo de Peritaje Informático para garantizar la seguridad, la autenticidad y la cadena de custodia de la prueba, desde su adquisición hasta su presentación ante los tribunales, donde también ofrecemos testimonios en calidad de expertos”. Y es que, hasta la fecha, Recovery Labs tiene una efectividad del 96% en la búsqueda de las pruebas que necesita el cliente.

Para poder rastrear cualquier evidencia electrónica que demuestre alguna modificación en la información contenida en los soportes informáticos, los investigadores de Recovery Labs utilizan una metodología aceptada por los Tribunales de Justicia. De esta manera, Recovery Labs puede asegurar que la información guardada en los dispositivos de almacenamiento no se ve alterada en modo alguno por los procesos de examen del Laboratorio.