Referente mundial del sector

de la recuperación de datos:

Prestamos servicio a 52 países
de la región EMEA

Llámenos y empiece a recuperar sus datos
902 109 009

Colaboramos con las principales Administraciones del Estado
y con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

 

Llámenos y empiece a recuperar sus datos
902 109 009

Sus datos a buen recaudo

Llámenos y empiece a recuperar sus datos
902 109 009

Confidencialidad garantizada por contrato.

Control de acceso y permisos de usuarios por roles.

Video vigilancia y seguridad 24/7 en todo el recinto.

Las altas temperaturas incrementan un 33% las pérdidas de información en los ordenadores, según Recovery Labs

Agosto 2003

Invertia

Las altas temperaturas registradas este verano por los termómetros españoles han supuesto un incremento del 33% de las pérdidas de información en los ordenadores de nuestro país, un 22% más que en el mismo periodo de 2002, según Recovery Labs.

De este modo, la compañía especializada en recuperación de datos apuntó que el calor ha “afectado inevitablemente a la estructura física de un gran porcentaje de discos duros, así como a los componentes mecánicos de los mismos”.

Esto se produce debido a que las continuas dilataciones y contracciones a las que se ven sometidos los componentes de la unidad de disco desembocan, en muchos casos, en pérdidas de información en los ordenadores.

Esta avería, denominada ‘descompensación térmica’, se debe a la pérdida de ajuste entre las estructuras físicas y lógicas de las unidades de disco. El fallo se da cuando se produce un desequilibrio entre los sectores que intentan leer las cabezas lectoras y la posición en la que éstas se encuentran.

Entre los problemas más comunes provocadas por las altas temperaturas figuran las averías del cabezal lector, que impiden el acceso a la información y representan el 47% del total; las averías de platos (2,4%); la electrónica (31,3); y los fallos del motor del disco duro (19,3).

Para evitar este tipo de problemas, el director general de Recovery Labs, Galo Mateos, recomendó emplazar los equipos informáticos en lugares que no estén sujetos a cambios bruscos de temperatura y regular el aire acondicionado en las oficinas y centros de trabajo.

En el caso de que el ordenador sufra esta descompensación térmica, Mateos aconsejó ponerse en contacto con un servicio especializado en recuperación de datos para evitar un “agravamiento de la avería”.