Referente mundial del sector

de la recuperación de datos:

Prestamos servicio a 52 países
de la región EMEA

Llámenos y empiece a recuperar sus datos
902 109 009

Colaboramos con las principales Administraciones del Estado
y con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

 

Llámenos y empiece a recuperar sus datos
902 109 009

Sus datos a buen recaudo

Llámenos y empiece a recuperar sus datos
902 109 009

Confidencialidad garantizada por contrato.

Control de acceso y permisos de usuarios por roles.

Video vigilancia y seguridad 24/7 en todo el recinto.

Pérdidas TI tras las tormentas primaverales

Mayo 2006

Vnunet

Expertos de Recovery Labs aseguran que los picos de tensión asociados a los temporales eléctricos, pueden afectar negativamente a los discos duros.

Recovery Labs, compañía centrada en el desarrollo de servicios de recuperación de datos, advierte de los peligros que entrañan para las empresas las tormentas primaverales y veraniegas. La pérdida de datos, los fallos en el funcionamiento de los discos duros, los daños físicos en los dispositivos informáticos y las sobrecargas son evitables si se adoptan las medidas necesarias, asegura la firma.

A este respecto, Miguel Ruiz, director técnico de Recovery Labs, afirma que “las tormentas de primavera y verano, con un alto componente eléctrico, provocan picos de tensión en las redes y sobrecargas que en ocasiones dañan físicamente algunos dispositivos. Incluso si hemos apagado los equipos, las fluctuaciones en la tensión de la alimentación pueden ocasionar la pérdida de datos”.

En el informe anual que realiza Recovery Labs sobre el mercado de recuperación de datos en España, la segunda causa de avería que provoca pérdida de datos en los diferentes soportes de almacenamiento es la avería electrónica (19,55 por ciento) causada en gran parte por apagones o fluctuaciones en los suministros eléctricos de energía.

Por esta razón, Recovery Labs recomienda a los usuarios la desconexión de sus equipos de la red eléctrica cuando no estén en uso y la instalación de un SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida). Este sistema protege a los equipos conectados de los apagones, cortes de suministro y picos de tensión suministrando un flujo de corriente continua. Una estrategia que, añade la firma, “permite la finalización de procesos y el guardado de archivos una vez se ha producido el apagón, evitando así en muchos casos la pérdida de información”.

En concreto, Miguel Ruiz agrega que “muchas veces los fallos eléctricos son prácticamente imperceptibles por el usuario, pero el equipo informático sufre estas alteraciones de igual modo y se puede producir una avería a medio/largo plazo”.