Servicio certificado. No se la juegue.

No se conforme con menos.
Llámenos: 902 109 009

15 años de búsqueda constante de la excelencia en el Servicio

Exija las garantías de un Laboratorio Certificado. Llámenos: 902 109 009

Máxima calidad garantizada en todos nuestros servicios:
Certificación ISO 9001:2008

El 90% de nuestros clientes declaran estar
muy satisfechos con el servicio

Recuperación de Datos Informáticos

Enero 2006

ESINE

La rápida profileración y necesidad de información demandada hoy en nuestra sociedad hoy en día, ha obligado a la gran mayoría de las empresas a tener en gran estima este pequeño tesoro llamado “Información”. Pero una cosa es el valor que se le pueda dar y otra bien distinta es la preocupación que mostremos a la hora de salvaguardarla.

Por fortuna o por desgracia, según se mire, los equipos informáticos han sido nombrados como los “guardianes” designados a cumplir tal misión, y se ha depositado tanta fe en su efectividad que en ocasiones nos hace olvidar que las mquinas también cometen errores, tanto por factores internos como externos o ajenos a stas, y nos percatamos del desastre cuando ya es demasiado tarde.

Si pensamos un momento sobre el alcance del problema de una pérdida de datos, de toda esa información almacenada en los discos duros de nuestros equipos: direcciones, datos de clientes, mailings, presentaciones, documentos, bases de datos, etc.

No poder acceder, a esa información tan imprescindible para el funcionamiento de la empresa durante un período considerable de tiempo tendrá consecuencias desastrosas.

Según un estudio de Internacional Data, los costes promedio de reconstrucción de 20 MB de información por cuenta propia de una empresa, sin demandar los servicios de una empresa especializada en la recuperación de datos, seran los siguientes:

  • Datos de un departamento de marketing y ventas: 17.000 euros y 19 das.
  • Datos de un departamento de Administración con datos contables: 19.000 euros y 21 días.

La más que probable amenaza de una pérdida de información es un hecho que está obligando a cambiar la forma de pensar de las empresas al respecto. Se ha escrito mucho sobre la importancia de diseñar una arquitectura de seguridad de la información dentro de la empresa. Pero la falta de presupuesto o la confianza de que “es muy difícil que todo me falle” dominan la situación. En realidad, todo depende del valor que le quieras dar a tu información. Por desgracia, las empresas no se dan cuenta del valor real hasta el momento en que sufren un percance y pierden datos.

 

Motivos

Los motivos que producen una pérdida de datos pueden ser de diversa índole y procedencia. Los principales motivos que pueden ocasionar una pérdida de datos son:

  • Error del propio hardware. Los discos duros de nuestros equipos son máquinas de tan extrema y delicada precisión que cualquier mínimo golpe o un brusco cambio de temperatura puede afectar en su funcionamiento y derivar en una pérdida de datos.
  • Errores humanos. Un 30 por 100 de los mismos se consideran provocados de forma voluntaria por el usuario.
  • Fallos del propio sistema o errores de software.
  • Virus. Existen virus que directamente borran la información del disco duro (virus Chernobil o el Opaserv, por ejemplo), pero la mayoría de éstos están diseñados para provocar errores en el software y no en el hardware del equipo.
  • Catástrofes naturales, tales como incendios o inundaciones.

 

Principales averías 

Podemos hablar de averías lógicas (derivadas del software y que el sistema suele reconocer e indicar mediante mensajes de error) y averías físicas (que inciden directamente sobre el hardware y se pueden detectar en ocasiones por ruidos extraños). Así mismo, una avería lógica puede llegar a derivar en una avería física. Las recuperaciones de datos de tipo físico sólo pueden ser realizadas por empresas que posean un laboratorio de recuperación de datos con cámara limpia.

Las principales averías físicas que se producen en los soportes de almacenamiento son: cabezales y bobinas, descompensación térmica, avería electrónica y motor del disco.

 

Recuperación de datos

Las empresas especializadas en Recuperación de datos Informáticos son la única solución disponible una vez que “todo lo demás ha fallado”.

En términos generales podemos afirmar que existe un gran desconocimiento del servicio de recuperación de datos. El método de trabajo de estas empresas suele ser similar en todo el mundo, si bien se diferencian cinco en Europa (y uno de ellos se sitúa en España) porque disponen de cámara limpia, imprescindible a la hora de proporcionar un servicio de calidad y confianza.

Los temas referentes a la confidencialidad de los datos es algo que estas empresas tienen muy presente, y existen cláusulas especiales estipuladas en el contrato firmado entre empresa-cliente.

Sin embargo, estas empresas recuperan datos de cualquier dispositivo, pero no los reparan. Una vez se sufre una avería, los dispositivos suelen quedar muy inestables y se desaconseja su reutilización.

 

Pasos a seguir

Si se sufre una pérdida de información hay que seguir los siguientes pasos:

  • Mantener la calma para no adoptar decisiones contraproducentes que puedan repercutir en el proceso para recuperar los datos.
  • No reiniciar el equipo. Si la avería es de carácter físico, al reiniciar el equipo puede agravar la pérdida de datos e incluso provocar nuevas averías, hasta el punto de hacer inútil cualquier intento por recuperar los datos.
  • No tratar de reinstalar el sistema operativo. En principio, la información es recuperable hasta que no es sobrescrita y la reinstalación de programas o del sistema operativo se realiza sobre el dispositivo.
  • No utilizar software de recuperación si no se conoce bien el problema, ya que la mayoría de los programas comerciales de recuperación de datos sólo ofrecen soluciones a problemas muy concretos.
  • No intentar nunca abrir el disco duro. Un disco duro es un dispositivo muy complejo y delicado, sólo puede ser abierto por unos técnicos cualificados y en las condiciones específicas que sólo proporcionan las salas limpias.

 

Consejos para evitar un pérdida de datos

  • Evitar instalar y desinstalar programas más de lo estrictamente necesario.
  • Mantener alejado el equipo de fuentes que generen campos magnéticos.
  • Apagar el equipo siempre a través del sistema operativo.
  • Desconectar el equipo de la red eléctrica cuando no esté en uso, o colocar limitadores de sobretensión y estabilizadores de corriente.
  • Mantener su equipo apartado de fuentes que radien calor o frío.
  • Procurar que el equipo funcione en la misma posición en la que se formateó el disco duro.
  • Instalar un Antivirus y un Fire­wall o Cortafuegos.
  • Actualizar su sistema operativo con los últimos parches de seguridad.
  • Instalar un SAI (Sistema de Ali­mentación Ininterrumpida) y conectarlo al equipo.
  • Realizar copias de seguridad.